PASOS PARA UNA CONSULTA LOCAL

La organización de la consulta a nivel local, se orientará principalmente a partir de las iniciativas de los diferentes grupos locales que la impulsen y desde las aportaciones individuales de las personas que se incorporen a ella.

No obstante con carácter general pueden hacerse algunas recomendaciones, que no pueden tener otra intención que la de facilitar la elaboración de una lista de temas clave a considerar. Para ello podemos dividir el trabajo en etapas.

a)      Primera etapa. La iniciativa casi siempre parte de una persona o grupo, que después de documentarse (utilizar la Web y la red de comunicación), pasa a discutir con personas y entidades allegadas el tema, con el fin de formar un grupo de personas (3 ó 4) que puedan empezar a lanzar la Consulta. Una vez conseguido eso, añadiendo voluntad y trabajo, la Consulta se extenderá por la localidad, a demostrado tener una gran capacidad de atracción y motivación. En esta etapa es importante conectarse a la red electrónica de la consulta.

b)      Segunda etapa. Es importante abrir un espacio para la formación, para la documentación, los materiales colgados de la Web pueden contribuir en ese trabajo unido a materiales locales, es muy enriquecedor la convocatoria de reuniones o jornadas de reflexión. En esta etapa también se ha de afrontar la distribución de tareas, de manera personal o en grupos de trabajo, sobre todo en dos aspectos principales: el primero la formación y documentación, sin ella lo tendremos complicado para explicar la campaña, y el segundo aspecto es la extensión por organizaciones y asociaciones con el fin de fortalecer la estructura organizativa. En esta etapa hay que decidir si se asume la convocatoria de la consulta a nivel local, una vez hecho esto es necesario acreditarse como Oficina Local de la consulta.

c)      Tercera etapa. Es una etapa de presentación pública de la consulta, con un trabajo de extensión importante por escuelas, centros sociales, centros juveniles, asociaciones de vecinos, iglesias, mezquitas, charlas públicas, y actividades de todo tipo. Se ha de ampliar la base organizativa para desarrollar la campaña y la consulta, es bueno hacer una base de datos con entidades y personas colaboradoras, con diferentes grados de compromiso. Es importante desarrollar actividades dirigidas a los medios, ruedas de prensa, artículos, cartas al director, y actividades en la calle que provoquen debate social.

d)      Cuarta etapa. Se trata de en la medida de lo posible iniciar un proceso de extensión de la campaña dirigido a toda la opinión pública, buscar la implicación de escuelas, centros sociales y juveniles, de las asociaciones de vecinos, en actos de denuncia y lúdico-festivos. Es importante realizar acciones de "choque o acciones geenpeace", que tengan un efecto en los medios de comunicación importante, estas acciones hay que preverlas con tiempo. También es una etapa para la presión política, hay que explicarles nuestras reivindicaciones, hay que pedirles compromisos en sus programas. Es la etapa también en la que tenemos que organizar el día de la consulta, para que no surjan imprevistos.

e)      Quinta etapa. Día de la consulta, se hará con tiempo suficiente una propuesta de coordinación de todas las actividades de este día.

f)       Sexta etapa. Es la etapa para hacer un balance social de la campaña, valorar resultados. Hacer una presentación pública de estos (documento de balance, rueda de prensa, etc.). Habrá que iniciar un proceso de discusión social de estos resultados y una etapa de presión política para que los partidos políticos y las instituciones asuman los resultados, las preguntas y los objetivos (se trabaja en la elaboración de una propuesta para esta etapa).

Como continuación a lo que solo pretenden ser ideas, es muy recomendable la lectura del Informe de la Consulta Popular en Lleida.